Cuando haces cambios en tus hábitos alimenticios, una de las dificultades que puedes afrontar es que se acumulen esas pequeñas calorías que consumes inconscientemente a lo largo del día. Ya sea por los dulces que encuentras en la oficina o por ese refresco con gas que tomas mientras haces tus mandados, dicho consumo de calorías puede obstaculizar la tarea de lograr los resultados que te has propuesto. Muchos de los bocadillos rápidos y fáciles de encontrar a lo largo del día contienen típicamente altos porcentajes de azúcares y calorías, y también, a menudo, carecen de proteína, fibra y otros nutrientes importantes.

El consumo adecuado de proteína durante todo el día es esencial si eres una persona activa. La proteína que consumes se descompone en aminoácidos, que son los componentes básicos de los músculos. Durante el transcurso del día, y especialmente durante el ejercicio, tus fibras musculares se dañan y requieren aminoácidos para poder repararse y reconstruirse. Sin embargo, a diferencia de los carbohidratos y la grasa, en realidad ninguno de estos aminoácidos se almacena en el cuerpo, por lo que es esencial consumir proteínas durante todo el día para constantemente suministrar los aminoácidos que necesita el cuerpo para poder desarrollar masa muscular. Además, en comparación con los bocadillos con alto contenido de carbohidratos, los bocadillos con alto contenido de proteína pueden ayudarte a saciar tu apetito por más tiempo, reduciendo la cantidad de calorías que sientes la necesidad de consumir.

El consumo de fibra es fundamental para una digestión adecuada y para ayudarte a saciar tu apetito. También ayuda a reducir el aumento de azúcar en la sangre que se obtiene al consumir carbohidratos, pero, como ocurre con la proteína, la mayoría de bocadillos contienen poca o ninguna fibra. Esto puede ocasionar un aumento en el nivel de azúcar y luego un descenso brusco, llevándote a que busques otro bocadillo.

Por último, obtener las vitaminas y los minerales adecuados todos los días es crítico para el correcto funcionamiento de muchos de los procesos que ocurren constantemente en el cuerpo. Nuevamente, las comidas rápidas y los bocadillos con alto contenido en azucares generalmente no proporcionan la cantidade de vitaminas y minerales que necesitas.

Ahora que conocemos la falta de nutrientes que se observa en muchos de los típicos bocadillos, es importante planear anticipadamente y llevar siempre a la mano bocadillos saludables para todo el día.

Las nueces y la fruta (como las manzanas y los plátanos) son buenas opciones para llevar. Y para ayudarte a aumentar la ingesta de proteínas durante el día, el consumo de bocadillos de proteína son una muy buena opción. Establece como objetivo el consumo de barras de proteína con 10 a 20 gramos de proteína (cuanto más alto mejor), así como fibra con bajos niveles de azúcar. Las barras de proteína no solo te ayudarán satisfacer el apetito, sino que también proporcionarán a tu cuerpo los aminoácidos que tus músculos necesitan.