Para muchos, empezar el día con una humeante taza de café, es parte de un ritual matutino. El aroma y la sensación reconfortante que produce en nuestro cuerpo la cafeína, parecen necesarios para iniciar cada mañana.

Si deseamos entender la cafeína, sus efectos en nuestro cuerpo y conocer la ingesta recomendada para obtener los mejores beneficios, debemos conocer un poco más acerca de ella.

Entender la cafeína
La cafeína es un componente que se encuentra en una serie de granos y plantas, que opera sobre el sistema nervioso central. Aunque la mayor referencia de la cafeína se centra en el café y sus granos, hay diferentes alimentos y bebidas que contienen cafeína, como el té negro, el té verde, el té rojo, las bayas de guaraná y el cacao (presente en el chocolate). Si bien, nuestro consumo de cafeína es mayormente de origen vegetal, también puede ser un ingrediente agregado a algunos refrescos y bebidas energéticas.

Debido a que la cafeína estimula al sistema nervioso central, uno de sus efectos más conocidos es el aumento temporal en el estado de alerta.

Metabolismo y actividad física
La cafeína también favorece la termogénesis, el proceso de quemar calorías. Es decir, la cafeína puede aumentar temporalmente el metabolismo, en una pequeña cantidad.

Los deportistas y personas que practican alguna actividad física, ya sea de alta intensidad o recreativa, pueden descubrir que consumir algún producto o alimento con cafeína es un excelente complemento para su ejercicio. Debido a los efectos estimulantes de la cafeína, podrían sentirse energizados. La estimulación también podría causar un aumento en su habilidad para enfocarse, aunque este beneficio ha sido estudiado en adultos jóvenes y no está confirmado para todos los consumidores.

Un aliado de nuestra salud
Los antioxidantes pueden combatir el daño causado por los radicales libres, el cual puede relacionarse directamente con numerosas enfermedades degenerativas.

Sin embargo, existen muchos mitos acerca de la cafeína y sus beneficios.

Consumo sano
Beneficiarse de la cafeína puede ser realmente sencillo y favorable, más aún si consideramos que muchos países tienen límites en la cantidad de cafeína que se puede incluir en los alimentos y suplementos, y que la tolerancia a la cafeína puede variar entre individuos.

Una gran alternativa al café es el té verde o el té negro, bebidas que también contienen cafeína. El té es una opción excelente para consumir una dosis de cafeína.